CBD para Diabetes

Sin duda alguna, el Cannabidiol (CBD) es uno de los compuestos naturales más estudiados en las últimas décadas gracias a que ha demostrado propiedades que pueden ser beneficiosas en un sinfín de enfermedades. Hoy en día no se trata de creencias aisladas, sino efectos estudiados y soportados por la ciencia.

El CBD es una sustancia muy segura y no adictiva, a diferencia del Tetrahidrocannaibidiol (THC), su compuesto hermano también encontrado en el género Cannabis. Dada su capacidad para alterar las reacciones de inflamación, estabilizar el estrés oxidativo e inhibir muchos mediadores celulares, el CBD es perfecto para tratar muchas enfermedades.

Sin embargo ¿qué ocurre con la diabetes y sus complicaciones?

Según varios estudios disponibles, todo indica que el CBD es capaz no sólo de regular los niveles de glucosa en sangre (alteración principal en la diabetes) sino también de frenar -e incluso revertir- el avance de sus complicaciones, así como la sintomatología asociada a ellas. Adentrémonos un poco más, pero iniciemos por conocer cómo se desarrolla esta enfermedad.

La ciencia detrás de la Diabetes

La diabetes es una de las patologías crónicas más frecuentes del mundo, que inclusive más del 10% de la población está padeciendo en este momento. Además, la resistencia a la insulina o estados prediabéticos, son alteraciones frecuentes dentro de la población entre 20 y 45 años. 

Existen dos tipos principales de Diabetes Mellitus: tipo 1 y tipo 2. El primer caso son aquellos pacientes que desde niños conocen que tienen Diabetes; se trata de una alteración pancreática en la cual éste no es capaz de secretar insulina, la hormona fundamental para que cualquier humano pueda procesar la glucosa. 

Sin insulina, las células no pueden tomar la glucosa que está en el torrente sanguíneo. La glucosa, proveniente de los carbohidratos y del metabolismo del cuerpo, es la fuente principal de energía celular; sin glucosa DENTRO de las células, es como si tuviésemos hambre durante mucho tiempo.  

Por otro lado, la Diabetes tipo 2 es muy diferente. En este caso, hay dos cosas sucediendo: empieza a disminuir la producción de insulina y aumenta la resistencia a la insulina por parte de las células. Es decir, a pesar de que tengamos suficiente concentración de esta hormona en la sangre, las células no podrán aprovecharla.

El resultado final en ambos casos es que las células quedan sin glucosa para funcionar, por lo que envían señales a nuestro cerebro diciéndole (a través de mediadores) que necesita más energía. El cerebro libera hormonas contrarreguladoras que aumentan aún más la glucosa en sangre, pero aun así, no llega nada a la célula.

Este es un ciclo infinito por el que pasa cualquier persona con diabetes, donde al final de la historia sólo hay niveles altísimos de glucosa en sangre, haciendo daño por doquier.

El CBD como agente terapéutico

El CBD funciona a través de un complejo interno llamado sistema endocannabinoide. Este cuenta con receptores distribuidos por todo nuestro cuerpo, los CB1 y CB2. La acción principal del CBD tiene lugar con la estimulación de estos receptores, especialmente el CB2.

Nuestro cuerpo es capaz de crear Endocannabinoides endógenos, pero son de muy corta acción y se degradan muy rápido, por lo que sus efectos son casi efímeros. Sin embargo, el CBD puede permanecer durante mucho más tiempo, brindando la misma cantidad de beneficios.

Según un estudio de Béla Horváth et al, los mecanismos de regulación en la Diabetes con el CBD están basados directamente en la regulación de la síntesis de insulina. Según explican los expertos, en los islotes pancreáticos (donde se sintetiza la insulina) hay una vasta expresión de los receptores CB1. Si bien se cree que los receptores CB2 también están presentes allí, no se han podido localizar por completo.

A partir de la estimulación de los receptores CB1, con los compuestos CBD, es posible aumentar los niveles de insulina en el cuerpo, lo cual daría paso a una mejor entrada de la glucosa dentro de las células en general. Sin embargo, este incremento en la secreción de insulina puede que no ocurra con la estimulación de los receptores CB2.

Existen varios estudios que son contradictorios sobre el funcionamiento de este último receptor en el páncreas, algunos afirman que se eleva la secreción de insulina mientras que otros demuestran su atenuación.

Por otro lado, parece que hay otro efecto directo del CBD sobre los islotes pancreáticos, especial en los pacientes con Diabetes Tipo 1. Como explicamos al inicio, esta patología viene desde el nacimiento, por lo que se trata de un trastorno autoinmune donde algunas células “defensoras” (como los linfocitos T) terminan atacando el páncreas. 

El CBD es capaz de regular la acción de estos linfocitos, limitando su efecto sobre las células pancreáticas, llevando a una disminución de la progresión de la enfermedad, según explican en el estudio citado. Con esto, pudiese salvarse parte de la reserva pancreática capaz de producir insulina, un hallazgo muy importante en el desarrollo de la enfermedad.

Atenuando las Complicaciones de la Diabetes

Hay varias complicaciones importantes de esta enfermedad crónica, aunque podemos mencionar tres que destacan ante las demás: la neuropatía, la retinopatía y las alteraciones cardiovasculares.

Debe quedar claro que todas las complicaciones se deben a una sola razón: la elevación de glucosa en sangre termina causando un daño directo sobre cada sistema, especialmente en el endotelio (la capa interna) de nuestro sistema vascular. Hablemos de cada una por separado:

  • Neuropatía Diabética

La hiperglicemia causa daño a través de una reacción conocida como estrés oxidativo, un tipo de lesión directa sobre los tejidos, la cual puede aplacarse. Los receptores del sistema endocannabinoide son capaces de limitar el daño producto del estrés oxidativo, así como aplacar la inflamación y mejorar la apoptosis celular (muerte programada).

Parece ser que la estimulación de estos receptores no sólo puede detener la progresión del daño directo, sino también aliviar el dolor proveniente de la neuropatía. El CBD es capaz de bloquear los receptores nociceptivos (del dolor), disminuyendo las señales de dolor que llegan a su cerebro. Es un tratamiento efectivo con beneficios demostrados.

  • Retinopatía Diabética

La Diabetes es la causa más frecuente de ceguera prevenible, y es debido a la retinopatía producto del aumento de la glucosa en la sangre. La reducción del estrés oxidativo, así como la inflamación, es la base del efecto del CBD para atacar y prevenir la retinopatía diabética.

Según el estudio citado, el bloqueo del estrés oxidativo producto del CBD parece mejorar la función endotelial y crear un efecto protector sobre la retina. Además, tiene un efecto directo sobre las células de este sector, prolongando su vida y evitando su muerte temprana.

  • Alteraciones Cardiovasculares

Siempre es importante mantener los niveles de glucosa, lípidos y la presión arterial dentro de los limites normales. Cuando alguno de esos valores se altera, el daño endotelial es inminente, y con ello un sinfín de complicaciones.

En el caso de la diabetes hay complicaciones macrovasculares y microvasculares que son las que desencadenan el resto de las alteraciones patológicas en el paciente diabético. Inclusive, podría llegar a la insuficiencia cardiaca por el daño hiperglicémico constante.

La activación de los receptores CB1 puede actuar como agente protector dado que es capaz de anular los efectos del estrés oxidativo y regular la muerte celular que conlleva a la cardiomiopatía base. En cambio, a través de la estimulación de los receptores CB2, se tienen efectos cardioprotectores directos, a través del aumento de los mediadores positivos y la inhibición de algunos factores negativos como la acumulación de neutrófilos en el corazón.

Lo invitamos a que visite nuestra tienda online y pruebe alguno de los productos CBD de alta calidad que tenemos disponibles.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *